domingo, 10 de mayo de 2009

Cuantos bolivares por dolar?

LA “ESTUPIDEZ” DE DEVALUAR ………… Cuantos bolívares por dólar ?
Alexander Guerrero E. (*)

Qué pasa cuando hay poco de lo que se ofrece ?

Hay una ley de la “termodinámica”, con valor universal, que rige todas las actividades del hombre, define su comportamiento económico dice que cuando algo escasea, los precios suben, nada de especuladores, solo decisiones racionales de individuos que cumplen con el fundamento básico de ser libres. Si ocurre lo contrario, y los precios no suben, esa misma ley dice que las cosas no “alcanzaran” para todos, y si ese arbitraje no se efectúa porque el Estado –gobierno- interviene con acción depredadora, como lo hace corrientemente el “gobierno revolucionario” del Presidente Chávez, la lucha por adquirir los bienes conduce irremediablemente al caos, y ese caos no es precisamente el mejor terreno para dirimir diferencias políticas.

Por ello, para que los bienes alcancen y no depreden el ingreso de la gente, se requieren políticas económicas con sentido de respeto de las cosas de la gente –su propiedad- y sobre todo, inducir a la gente a que produzca, invierta, y apueste a Venezuela. Por ahora eso no es lo que está ocurriendo, el escenario estaría servido para una maxidevaluación y una hiperinflación, explicando que una maxi devaluación puede ser dolo del 40% y una hiperinflación puede ser de 60%, la diferencia frente a otros casos en la historia de muchos dígitos es la indexación de precios y salarios que en Venezuela no es una institución.

El estado y el gobierno son depredar por excelencia.

Como pervierte el gobierno ese arbitraje necesario ?. Pues regula precios, golpea la producción del sector privado, raciona las divisas, en general politiza las relaciones económicas e institucionales entre el sector privado y el Estado creando nexos mercantilistas expresados en corruptelas , debilita el marco jurídico de protección de los derechos de propiedad, la defensa de la propiedad privada se convierte en un negocio de alto costo, con lo cual la acumulación de capital se pervierte, la inversión se paraliza, y los capitales no regresan, el agregado, bajo esas onerosas condiciones políticas y jurídicas, la ruina y el empobrecimiento es una “alternativa” revolucionaria.

Como es evidente de la historia chiquita nuestra y universal, los comunistas no aceptan esa ley de la termodinámica, no permiten que los precios suban, y ante la eventualidad del caos, creen resolverlo con la violencia del Estado, violencia que comienza con el racionamiento, la gente hace colas de esperanza e ilusión todo el tiempo que el cuerpo aguante.

Escases de dólares

En el mercado de divisas en Venezuela está ocurriendo lo mismo, la gente se dio cuenta que el tal blindaje financiero que se cacareaba a finales y principios de año fue un fiasco, nada que ver, el déficit que se acumula en cuenta corriente por caída de los precios del petróleo y por derroche del ahorro que no se realizo ha dejado descubierto al bolívar el cual día a día vale menos, es decir, se deprecia realmente al ritmo de la presión inflacionaria, cada día el bolívar compra menos, de manera muy rápida dejo de ser fuerte , bueno nunca lo fue, ni por capricho.

El poder de compra del dinero se derrite a velocidad, el costo de oportunidad es muy elevado, no todos pueden pagarlo; los precios del dólar en el mercado permuta triplican el precio del dólar oficial, y como hay menos en el BCV, se reduce la “mascada” a CADIVI, la demanda sobre ese dólar de 2.15 bolívares es entonces infinita, no hay para todos, por lo que torniquete no solo asienta el racionamiento sino que se le sugiere a las empresas desde la institución racionadora de divisas que vayan al mercado libre a buscarlo. Lógico, de acuerdo a la ley de la termodinámica mencionada arriba, el precio explota.

El gobierno niega que va a devaluar…….la gente no le cree!!

Decía en estos días el Ministro del Tesoro, el mismo que unas semanas antes nos decía que se estaba revisando la política cambiaria porque todo era posible, inclusive la devaluación (Ali Rodríguez dixit), que la devaluación era una estupidez, uno veía al Ministro escupir para arriba, o al menos piensa que quien devaluara el bolívar no será él, sino el que venga.

Así, no necesitamos que nos lo diga el Ministro, un conocimiento convencional y básico de la economía nos dice a gritos que el gobierno devaluaría la moneda y con fuerza porque esa limpio, en lenguaje grafico y figurado, manando y un gobierno limpio es más peligroso que un mono con una hojilla. Se sabe que devaluando además de la inflación que se convertirá en impuesto y en ingreso fiscal, la devaluación le dará más bolívares por dólar petrolero que venda PDVSA para pagar impuestos, royalties y dividendos.

Es en todo caso, más o menos lo mismo que estaba haciendo PDVSA al vender sus divisas en el mercado permuta para obtener tres veces lo que recibiría si se los vendiese al BCV. Ya sabemos por experiencia nuestra y ajena que cuando los gobernantes dicen que no van a devaluar, en realidad están tomándose el tiempo y el mejor momento para hacerlo, es lo que el gobierno evalúa en estos días, pese a la estupidez mencionada. Sin lugar a dudas devaluara porque está limpio!!, en condiciones de menor astringencia fiscal, en el 2002, el gobierno devaluó, y en medio de tempestades políticas, las cosas no están mejor ahora, pero el poder político esta mas “consolidado”, las tiras de la tolerancia reventadas, y el poder se concentra solo en manos del Presidente, los demás no cuentan, en la Asamblea Nacional el Presidente les pone el joropo y los diputados disfrutan el baile descalzos, y el árbitro judicial es un corifeo de esa concentración de poder, el régimen se quita la forma y asume un paso autoritario, el comunismo llega.

Pero también la inflación revienta, la que siente el venezolano cuando se enfrenta al anaquel y mesón del mercado y no la que el BCV estima, la autoridad monetaria de tanto darle real al Presidente ya no goza de la confianza de la gente, la gente sabe que el bolívar que el BCV imprime pierde poder de compra a mil millas, el racionamiento se siente hasta en el papel toilette, y en la gasolina, en miles de rublos, los containers de PDVIAL hacen cola en los puertos, y el gobierno que después de destruir al sector privado, al agroindustrial, al productor del campo, al detallista, a todos los sustituye, al paso del socialismo, confisca tierras, los activos y contratos de contratistas de PDVSA son estatificados, hasta el taxista que hace carreras para técnico y burócratas se pregunta si su taxi también se perderá, el ahorro interno volado en regalos al mundo para soportar la revolución, y para comprar armas para un desconocido enemigo, a no ser el anda por las calles de ciudades y pueblos venezolanos, en una maniobra como la de Stalin que su tiempo se hizo para defender el comunismo en Rusia, y con la economía en severa contracción, en mis números entre 7-9% de crecimiento negativo para el 2009, uno se pregunta cuál es el costo que se pagara para que en esas condiciones económicas y sociales, el poder se concentre en las manos del Presidente ? Cuánto cuesta intergenaracionalmente hablando el comunismo o socialismo a juro? Saque sus números amigo lector.

La presión sobre el dólar: un déficit en cuenta corriente y el derroche

El mercado presiona con fuerza el dólar libre en el mercado permute (swap), ya no es tanto la demanda porque esta ha caído porque la economía venezolana ya está en franca y aguda recesión, la gente que ya no se come el cuento del blindaje financiero que el Presidente vende desde fin de ano, ya percibe que hay escasez de dólares, y que este se expresa en un monumental déficit en balanza de pagos que tiene su correspondiente déficit fiscal, y que estos déficits son causados por dos factores.

El primero de ellos, el derroche del ahorro interno en regalos, subsidios, corrupción, mal manejo de la liquidez internacional que produce el ingreso petrolero, descapitalización de PDVSA y caída de la producción de petróleo, perdidas –patrimoniales, ocasionadas por malas inversiones en el Euro –este se ha devaluado frente al dólar considerablemente-,sobrevaluación de la tasa de cambio, descapitalización de la economía privada a través de numerosos esquemas e control de precios y de competencia desleal del Estado que se transformó en importador masivo de bienes y servicio, induciendo cierre de empresas privadas nacionales cuya capacidad de producción interna fue sustituida por las importaciones del Estado, adquisición de activos, bancos electricidad, comunicaciones, cementos, confiscación de acuerdos petroleros, una pendiente deuda contingente constituida por unos cuantos juicios que corren en las cortes internacionales por incumplimiento de contratos, adquisición de activos financieros, bonos públicos de países maulas mala paga en el mercado internacional que de algún modo vía las “finanzas creativas” de los clientes del gobierno inmovilizan liquidez internacional.

Y el segundo factor, el que dejo al desnudo lo mencionado arriba, la caída en los precios del petróleo, que develo de golpe y porrazo que la suerte de las finanzas “opacas y oscuras” del gobierno estaban atadas al ruego de que los precios del petróleo se mantuvieran por encima de los 80 dólares el barril; ya sabemos que el precio promedio para el año 2009, a duras penas superara los 30 dólares el barril; pero ese es solo una tenaza, la otra es la merma en la exportaciones (y las importaciones de petróleo en combustible) que obliga a la caída de las exportaciones junto con la caída en los precios.

El presupuesto del 2009, y su reestructuración que terminó en una maroma legislativa, que viene ahora sin petróleo envuelto en papeles de un colosal crecimiento de la deuda pública, nos muestra que las finanzas publicas estaba en manos de otros; así, los venezolanos nos preparamos, muchos sin saber, otros haciéndose los locos y algunos irresponsablemente desde el gobierno para enfrentar los efectos de una crisis en balanza de pagos, que traerá una devaluación que pareciera ser tipo maxi, inflación y racionamiento de divisas que con el torniquete CADIVI acumula 2500 dólares de deudas con los operadores financieros locales, y en rezago unos tantos miles de millones de dólares en solicitudes de divisas y que extraoficialmente se les ha sugerido a las empresas que demanden sus divisas en el mercado libre, el del permuta.

"Institutions are the rules of the game in a society, or more formally, are the humanly devised constraints that shape human interaction. In consequence, they structure incentives in human exchange, whether political, social, or economic" D. Noth (1990)

Etiquetas: , ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal